CONSTRUYE TU LEYENDA
Diseña una vida LEGENDARIA a tu medida 
¿Cómo encontrar tu propósito en tiempos de crisis?
Autor: Javier Viteri
¿Por qué estudiar una maestría es tu peor inversión?
Siempre que buscamos la cercanía de un recuerdo importante nos viene la frase tan común y oportuna a la vez de “parece que hubiera sido ayer”.

Quiero que te regales un minuto para recordar que estabas haciendo el 31 de diciembre del 2019. Más importante aun, regálate un minuto para recordar que metas te planteaste conseguir este 2020.

Te apuesto a que puedo adivinar algunas:

• Mejorar tu condición física

• Mejorar tus relaciones personales

• Salir de deudas • Mejorar tu nivel de ingresos

• Y no puede faltar la más común: ser más FELIZ.

Estamos a pocos días ya de cerrar el primer tercio del año, y con la mano en el corazón responde ¿Cómo van tus metas de año nuevo? ¿Al menos diste algún paso para acercarte a alguna de ellas?

De seguro te estás preguntando ¿Qué tiene que ver mis metas de año nuevo con encontrar mi propósito en tiempos de crisis?

Y la respuesta es: mucho más de lo que puedes creer.
Todos los seres humanos tenemos metas. Lo sepas o no, te las hayas planteado a nivel consciente o alguien más las planteo por ti, tienes un catálogo de metas que rigen muchas acciones de tu vida día a día.

La diferencia es que algunos plantean metas por decisión propia, metas ambiciosas como lanzar su negocio que les permita tener libertad financiera, prepararse para escalar esa montaña que supera los 5500 metros, disparar las ventas en su trabajo o ahorrar para ese viaje soñado por toda Europa.

Para otros sus metas son pagar la tarjeta de crédito a fin de mes, superar un día más a su jefe gruñón, terminar la serie que empezaron a ver hace dos días, o comprar el nuevo teléfono celular antes que los demás.

¿Son las primeras metas mejores que las segundas? Depende de la necesidad de la persona en el momento de definirlas. 

Una vez que el ser humano tiene sus necesidades básicas cubiertas, puede plantearse el mejorar su calidad de vida. Pero no todos son conscientes de esto y así pasan sus años en un ciclo continuo y repetitivo de estancamiento en su salud, sus finanzas, sus relaciones y su espiritualidad.

¿Por qué ocurre esto? Aquí es donde anclamos al tan esperado PROPÓSITO.

A diferencia de las metas que podemos sentarnos a analizar en una tarde o una fecha especial como el inicio de un nuevo año, el propósito puede ser algo más complejo, no es algo con lo que te encuentras al salir de tu casa o aparece en cierto momento específico de la vida de cada persona.

El propósito es tan variable y caprichoso de persona a persona, y así como hay chicos que a sus 16 años ya lo tienen súper claro la mayoría llega al fin de sus días sin encontrarlo.

Esto tiene un diagnóstico sencillo pero profundo: Las personas no descubren su propósito porque no viven su presente. Se la pasan lamentando sus decisiones y errores pasados o angustiadas por un futuro que ni siquiera tienen certeza de que va a llegar.

El aislamiento llegó sin que nadie en el planeta pudiera predecirlo y de un día a otro nos encontramos con el regalo del tiempo, más tiempo del que muchos pueden gestionar. Y con este hermoso regalo es inevitable que el nivel de cuestionamiento del rumbo de nuestra vida empiece aumentar.

¿Cuándo saldremos de nuevo?

¿El mundo volverá a como era antes?

¿Qué pasará con mi trabajo?

¿Podré hacer ese viaje que tenia comprado para el verano?

¿Mi profesión tiene un espacio en la digitalización de la que todos hablan estos días?

¿De verdad quiero seguir viviendo la misma vida que tenia antes de todo esto?

Por eso quiero dejar mi contribución para que puedas aprovechar esta crisis para crear tu propósito. Si, leíste bien, CREAR tu propósito.

Porque mi deseo no es que encuentres mágicamente tu propósito y que así como llegó se vaya de tu vida. Quiero que lo moldees, que lo construyas, que lo interiorices y que sobre todo sea algo que de solo pensarlo te genere tanta emoción en la piel que sea inevitable llevar una vida increíble, extraordinaria y plena. Una vida con propósito.

Por eso te dejo 3 ideas que puedes aplicar hoy mismo para crear tu propósito:


1.- Reconecta con la persona que quieres ser:

Como en toda terapia o grupo de ayuda, el primer paso consiste en reconocer la realidad del momento: si tu vida no es como quisieras este día, algo falta de tu parte. Si no estás donde te gustaría es totalmente tu responsabilidad.

Deja de esperanzarte en que alguna fuerza externa llegará a enseñarte el camino que debes seguir.

Lamento ser yo quien te dé esta noticia pero no va a llegar Morfeo a decirte que tu eres la persona elegida para salvar a la humanidad que está esclavizada por un mundo virtual regido por maquinas, ni tampoco llegará una lechuza a la chimenea de tu casa con una carta que explica que en realidad siempre tuviste poderes mágicos y llegó el momento de ir a ponerlos a prueba.

Así que empieza por elegirte a ti mismo cada mañana, revisa todo lo que ya has logrado en tu vida hasta este día y mira lo grandioso que puedes llegar a ser cuando te lo propones.

Conseguir las cosas no es el verdadero problema. El problema está en alinear esos logros con el sentido que tu quieres darle a tu vida.

¿Cuándo te convenciste que la vida de tus sueños estaba lejos de tu alcance? ¿En que momento compraste la idea de que la vida es solo trabajar para hacer felices a otros?

Hoy es un gran momento para reconectar con TUS INTERESES, con TUS SUEÑOS, con TU PASIÓN.

Deja de vivir una vida obligada o reactiva y empieza a diseñarla como tu quieres que sea.

No despiertes un día para darte cuenta que tu vida no es en verdad tuya. 

Crear un propósito solido empieza por realinearte con tu verdad. La tuya, no la que el mundo quiere para ti.


2.- Recuerda que para muchos puedes ser un modelo a seguir :

¿Tienes una idea de por que tanta gente muere sin saber cual fue su propósito?

Porque nunca descubrieron la verdadera capacidad y potencial que tenían.

Millones de personas en este mundo lo dejan con toda su música aun adentro de ellas. 

Lo que no está creciendo esta muriendo, ¿y que se necesita para crecer? Retos, desafíos, problemas, no importa como lo quieras llamar, recuerda que un experto es alguien que ha cometido todos los errores que se pueden cometer en determinado campo.

Seguramente has visto al menos una película de súper héroes. Todas tienen algo en común y es que el protagonista nunca hubiera conectado con todo su potencial si algo (fuerza externa) o alguien (un mentor) no lo hubiera puesto a prueba.

Si algo terrible pasó en tu vida y tuviste la fuerza para recuperarte tienes el poder de ayudar a miles de personas que necesitan escuchar que eso no es el fin del mundo.

Quizá no te diste cuenta, pero hasta este momento, has superado todo reto que la vida te ha plantado. El ser humano tiene el poder para adaptarse y superar cualquier cosa.

Si eres una persona muy espiritual, te invito a verlo desde este ángulo:

Tu historia no te pertenece, le pertenece a quien pueda inspirarse en ella, a quien pueda usarla de modelo, a quien le pueda salvar la vida.

Cuando empiezas a asumir más retos las cosas cambian, no te queda de otra que crecer para poder enfrentarlos. Y cuando lo haces bien la gente te regresa a ver, quieren aprender como lo hiciste, quieren que tu les enseñes el camino. 

No le temas a tu esencia, a tu potencial. Compártelo con el mundo. Si la gente ve que eres autentico se inspirarán en ser auténticos también, si te ven siendo amable y empático inspirarás a muchos a ser amables y empáticos, si empiezas a vivir una vida increíble ¿qué crees? Miles de personas verán que eso es posible y querrán hacerlo también.

No subestimes el impacto que una vida con propósito puede tener en el mundo.



3.- Disfruta del momento presente:

¿Cuántas veces en tu día estás en verdad presente? En especial en está época, es mucho más fácil quedar atrapado en las noticias, en las redes sociales, en tu lista de tareas pendientes, en los recuerdos de los días en que podíamos salir… en fin, no te diste cuenta y la vida se te pasa día a día sin que hayas disfrutado en serio un solo momento.

Piénsalo por un momento. ¿Cuántos días te has ido a dormir sin haber sentido que hiciste algo que valga la pena recordar?

Con esto te demuestro que nos desconectamos tanto con los distractores y las preocupaciones cotidianas que nos olvidamos de apreciar todo lo que tenemos, y así, casi de manera intencional, nos desconectamos de nuestro propósito.

Y una vez más te estarás preguntando: ¿Qué tiene que ver esto con encontrar mi propósito?

El ser humano tiende a ser tan arrogante que no le basta con tener un propósito, sino que necesita uno enorme, casi divino. Queremos sentir que somos tan especiales que nadie más está a la altura del propósito que la vida tiene para nosotros.

Nos gusta darle valor a lo complejo y subestimar las respuestas simples.

No entendemos el valor de las pequeñas cosas hasta que la vida nos las quita de un solo golpe.

Cuando aprendes a estar presente disfrutas más de ese momento en el que juegas con tus hijos, de esa canción increíble que tanto te gusta, de esa película que movió algo en ti y de repente decides que es momento de hacer un cambio, aprecias esa deliciosa comida y ese sorbo de café. Ves la vida con otros ojos y la valoras solo por el hecho de poder respirar.

Puedes decidir que tu propósito es ser la mejor madre para tus hijos y crecer junto con su felicidad, puedes encontrar tu propósito en el trabajo que tienes actualmente y hacerlo tan bien que cuando te jubiles te extrañen todos los días, puedes encontrar tu propósito en viajar y documentar todos los destinos increíbles que conoces.

Tu propósito puede estar frente a tu nariz y a causa de la soberbia de querer algo gigante, te lo pierdes.

...............


Llegados a este punto, si todavía no has entendido el mensaje seguro estás pensando, “bueno, muy bonitas palabras, pero Javi, ¿me vas a decir cual es mi propósito, mi vocación, mi destino o al menos cual será mi legado?”.

Tendré que darte la segunda mala noticia de la lectura: No soy adivino, no tengo poderes mágicos para predecir el futuro y mucho menos poder ayudarte sin conocer tu realidad actual. Pero si puedo afirmarte que si repasas con cariño y cuidado las tres ideas que te expongo en este artículo tu mente estará más sensible a la posibilidad de crear un propósito valioso que te ayude a ti y a otros a llevar una vida digna de recordar.


...............


Ahora cuéntame ¿Tienes claro ya cual es el propósito de tu vida?


Me encantará leer tu opinión y comentarios.



Construye tu leyenda.

Javier Viteri


Soy Javi Viteri, me dedico de manera profesional a la gestión del talento humano, profesión que elegí por mi vocación de ayudar a las personas a obtener un trabajo pleno y gratificante. Me declaro como un apasionado y estudiante de por vida del comportamiento y la mente humana, porque estoy seguro que en eso está la clave para obtener cualquier cosa que alguien se proponga.

Si me lo permites, te quiero ayudar a encontrar, explotar y monetizar ese súper poder que tienes dormido en tu interior
FB Comments Will Be Here (placeholder)
©2019 construyetuleyenda.com




Las imágenes se han obtenido de pexel.com y los iconos de flaticons.com